¿Cómo se te ocurrió la idea de las protecciones de carbono para acordeonistas?

[Ghenadie] Creo que los acordeonistas nos enfocamos principalmente en qué tipo de instrumento queremos tener. Y menos en qué tipo de protección nos gustaría para nuestros instrumentos…

[Maider] De hecho la idea fue bastante accidental: trabajaba para una empresa como ingeniera, para la investigación científica enfocada a neutrones (resulta que para ello se utilizan recubrimientos de carbono). Un día, recibimos una pieza que era como mi violonchelo. Además, mi estuche de violonchelo era muy pesado como para caminar largas distancias… También quería que fuera artesanal y sostenible.

Ese mes tocaba en una boda con dos acordeonistas que sabían de mi idea y me dijeron que hiciera algo para el acordeón. Faltaban accesorios.

Para instrumentos de cuerda como guitarras, por ejemplo, tienes muchos accesorios de estuches disponibles,  probablemente cuidan mejor de sus instrumentos. Mientras que nosotros pensamos más en qué hay dentro del instrumento y cómo limpiarlo. Además para viajar es necesario no llevar demasiado peso sobre los hombros. – Ghenadie

¿Cómo has combinado tu pasión por la música con la ingeniería?

[Maider] Estudié en el conservatorio de Irun, que es una pequeña ciudad en la frontera con Francia. Tuve que parar porque empecé con la ingeniería. No podía combinar las dos cosas: tenía clases por la mañana y por la tarde… no era posible estar en dos lugares al mismo tiempo. Luego me fui a Italia a trabajar. Ahora vivo en Bilbao y allí voy a la escuela de música. Retomé las clases de violonchelo y estoy en la orquesta Behotsik . También participo en dos tríos y estoy aprendiendo a cantar porque es como un sueño… así que siempre me apego a la música, no puedo abandonarla.

¿Cómo se te ocurrió el nombre LumaSuite?

[Maider] Vivo en el País Vasco, así que quería intentar traducir o hacer algo relacionado con esto en la marca. Por eso el nombre está compuesto por luma, que significa pluma en euskera y es como ligereza, libertad y suite, por las suites de Bach. También es una habitación lujosa de hotel, donde el instrumento se sentirá a gusto.

Al principio, quería llamar a la compañía Chroma, porque en italiano es la semicorchea y también el círculo cromático de quintas. Con tan mala suerte que resultó ser el nombre de una gran farmacéutica, así que tuve que cambiarlo. Me escribieron una carta. Entonces, tuve que consultar con un asesor y me dijo que probase con una combinación de dos palabras. Cambié a Arima Suite porque arima significa alma en euskera, pero luego el nombre me pareció japonés, así que lo cambié. Esta es la historia completa de por qué la marca es Lumasuite.

¿Cuál es el mayor impacto de tener una caja de carbono, en comparación con una funda normal?

[Maider] Lo primero es la alta durabilidad y el bajo desgaste, si tienes una vida normal. También es mejor para los cambios de temperatura y humedad, y por supuesto la ligereza.

[Ghenadie] Entonces es una inversión única para tu vida.

[Maider] Sí, lo malo es que es más caro.

[Ghenadie] No, pero tiene sentido. Pensemos que un estuche normal lo tendrás por 5 o 10 años, así que si compras 5 estuches en tu vida, de alrededor de 200 300 euros, en realidad te sale más caro. Como dices, por la forma en que lo haces, puedes cambiar su estilo, repintarlo o si tienes un acordeón diferente, puedes acomodarlo.

¿Cuál es el proceso de fabricación de un estuche?

[Maider] En la pestaña Sobre Nosotros tenemos muchas fotos del proceso. Ahí puedes ver que el equipo principal que necesitas es un molde y una bomba de vacío. El molde puede ser de metal, madera o también de fibra de vidrio. Lo diseñas previamente y luego le agregas manualmente todas las capas de fibra y refuerzos. Después, cubres todo y aplicas vacío, para compactar las capas y tener el menor peso posible. Finalmente, montas el estuche y fabricas las partes textiles. Serán diferentes si tienes un acordeón muy grande, o muy pequeño. También, podemos hacer cojines personalizados que puedes expandir y pegar donde necesites, para adaptar el estuche a dos acordeones.

[Ghenadie] Por lo que es una solución para ajustar el estuche para, tal vez, un acordeón más pequeño.

[Maider] Sí, con cojines personalizables en el interior para que el instrumento se mantenga estable y no salte. Por ejemplo, he hecho más cojines para acordeonistas que me dijeron que necesitaban más, así que no es un problema. También bolsillos, por si quieren guardar algo y que no toque el acordeón. El proceso se muestra también en el canal de YouTube. Hemos hecho un video del montaje para que puedas ver todo el proceso.

¿Se puede facturar el acordeón en el avión?

[Maider] No recomiendo perder de vista tu acordeón en el avión, no solo por el instrumento y su estuche en sí, sino también por las personas que los manejan. No puedes controlarlas. Así que es mejor llevarlo contigo en dos partes adentro, o debajo de tu asiento. Otros fabricantes estuches de violín dicen lo mismo, que nunca recomendarán tener el violín lejos de ti en el avión.

También por la temperatura, la humedad y otros equipajes que estén almacenadas con tu estuche. Es inviable controlarlas tantas variables. Y claro, ahí está tu vida.

[Ghenadie] Y sin mencionar que pueden perder una parte o tu instrumento completamente. Una cosa, el cinturón, ¿cómo funciona? ¿Lo amarras como una mochila?

[Maider] No, el estuche tendrá dos anillos más en la parte inferior para que puedas sujetarlo allí, o no, si quieres. Se utiliza para caminar distancias más largas. Por ejemplo, hicimos la prueba con el acordeonista francés Alexandre Prusse. Quedó encantado de poder caminar con su acordeón junto con la cantante, que llevaba solo el micrófono. También nos lo han pedido desde Holanda, para sujetar el estuche con más fuerza en la bicicleta, y amortiguar el movimiento en los giros.

Con respecto a los diseños, cuando trabajé en Italia estuve en Génova pero conocía a gente de Milán, como al diseñador Simone Fanciullacci. Cuando volví a España, lo contacté para hacer los primeros diseños del molde. Él estaba especializado en muebles. Entonces, desarrollamos la idea basada en el mobiliario de diseño: cuando compras un mueble muy especial, lo colocas en casa y todos los que van a entrar a tu casa van a admirar. Pues con el estuche y el instrumento, lo mismo.

La clave es que un estuche, no es una flight case. Por ejemplo, los contrabajos se transportan en flight cases porque no caben dentro del avión y están protegidos. Pero el flight case no es para llevarlo en tu espalda. La idea de Lumasuite es tener contigo tu instrumento, para convertirlo en un compañero de vida. – Maider.

Mis deseos para los/las acordeonistas

[Maider] Me gustaría que hubiese más mujeres acordeonistas famosas. Por otro lado, me impresiona (y me da mucha alegría) cuando un músico tiene muy claro que necesita proteger bien su instrumento. No solo disponer de un buen instrumento, si no tambien una buena protección.

Hay muchos acordeones que son mucho más caros que un violín. En cambio, los violinistas tienen estuches excelentes, pero los acordeonistas no. Es extraño para mí.

[Ghenadie] Estoy pensando en eso. Cuando algo sale mal, o algo se rompe en el instrumento, a menos que tengas a alguien que lo arregle en el acto cerca… tienes que conducir o volar a Castelfidado.

[Maider] Pero también hay luthieres de acordeón…

[Ghenadie] En casi todas las ciudades importantes hay luthieres de instrumentos de cuerda, pero no sucede lo mismo con el acordeón. Quizás tengas algún socio oficial por aquí,  alguien que haya realizado algunos talleres o cursos en Castelfidardo. No es muy común.

Tener una mejor protección para el instrumento realmente garantiza que el instrumento duraría más. No se rompería con tanta facilidad, no necesitaría mantenimiento ni reparaciones con tanta frecuencia. Por lo que, hablando de sostenibilidad y medio ambiente, en vez de volar una vez al año, o bien ir en automóvil una vez al año, tal vez iría una vez cada 2-3 años. Soy solo un acordeonista, pero si cientos comienzan a volar una vez al año allí…

Un apunte final

Ya que has leído hasta aquí te contaré una revelación espontánea que me surgió durante la entrevista. Hablando de que la música nos persigue. Hace un año, esperando el metro en el arcén con el estuche de cello, se me acercó una mujer mayor. Me dijo, con la voz ronca, que nunca estaría sola porque tendría a mi instrumento. Y tal y como vino, se fue.

¿Quieres suscribirte a la newsletter y conseguir un código con el 10% de descuento?

    Lee la Política de Privacidad

    Consiento el uso de mis datos personales para las finalidades señaladas en la Política de PrivacidadConsiento recibir el boletín/newsletter de LUMASUITE S.L.Consiento el uso de mis datos personales para recibir publicidad de LUMASUITE

    INFORMACIÓN BÁSICA SOBRE LA PROTECCIÓN DE DATOS
    Responsable del Tratamiento: LUMASUITE S.L. CIF ES-B75158311 email: info@lumasuite.com
    Dirección del Responsable: C/ Clara Campoamor, 6-2ºD 20303 Irun - Gipuzkoa.
    Finalidad: Atender la petición realizada por el interesado a través del formulario.
    Legitimación: Trataremos tus datos cuando nos prestes su consentimiento mediante la marcación de la casilla. Destinatarios: Los datos no serán comunicados a terceros salvo obligación legal.
    Derechos: Acceso, rectificación, supresión, oposición y otros derechos detallados en la información adicional.
    Información adicional: Puedes ampliar esta información en la Política de Privacidad de nuestra página web.