fibra de carbono
Curiosidades en fibra de carbono
enero 18, 2018
5 consejos para sobrevivir dignamente a una lesión muscular si eres músico profesional
julio 11, 2019
Show all

¿Cómo entró la música en tu vida?

LumaSuite playing cello

LumaSuite playing cello

La música ha existido durante siglos, evolucionando lentamente y abriendo nuevos caminos. Tanto a cantantes como a músicos, la música ha afectado a millones de personas de manera positiva.

Hoy quiero compartir contigo algunos testimonios de gente que habla de cómo se interesaron en la vida musical, algunos de ellos podrían sorprenderte.

Cantante, 36 años: "Cuando tenía 14 años, empecé con el piano. Siempre me habían fascinado los pianos. Cuando estudiaba en Inglaterra, enseñaban música allí, y podíamos tocar pianos y teclados. Volví y pedí que me pusieran en clase."
Violonchelista, 20 años: "No es una buena razón, pero para estar en la escuela secundaria teníamos que elegir un instrumento... fui a un concierto para escuchar los instrumentos y me encantó el violonchelo. Pero con el tiempo lo amé más y más y toqué más en serio y tocé en el Symphony Hall y me fui de gira.... y así es como encuentro a mis mejores amigos.... Entonces creo que el viaje es mejor.... al principio no quería tocarlo pero fue una de las mejores decisiones que he tomado al final."
Pianista, 40 años: "Bueno, en realidad mi primera experiencia con la música clásica que apenas recuerdo.... En un aula de la escuela había un piano allí, y a veces, cuando cambiábamos de clase, cuando pasábamos por allí, sentía curiosidad por tocar una tecla. Años más tarde, mi madre me compró el fantástico 'Casio PT-87' que todavía tengo: un pequeño teclado con bases musicales grabadas y por medio de LEDs te indicaba las teclas que tenías que tocar. Ese juguete del que cualquier niño se aburriría en poco tiempo: yo no me aburría, me enganchaba."
Pianista, 30 años: Porque de niño vi 'Los Trotamúsicos', unos dibujos donde un animal tocaba la guitarra... y yo quería ser una estrella del rock.
Violonchelista, 32 años: Mi vecina de arriba tocaba el piano y sonaba por toda la casa. A mi hermano y a mí nos encantó y aunque nadie en nuestra familia era músico, insistimos tanto a mi madre que nos inscribió en el solfeo a los 8 años. Yo elegí el violonchelo porque el día que se enseñaban los instrumentos en la escuela no había mucha cola en esa fila. Pero no me arrepiento porque a lo largo de los años siempre me ha gustado más y también me ha ayudado a conocer a mis mejores amigos.
Violinista, 38 años: Cuando tenía 4 años, cuando mis dos hermanas y mi prima se dedicaban a la música, también me inscribieron. Eran lecciones privadas, no reguladas porque hasta los 5-6 años no se podía ir al conservatorio. Cuando tenía 5 años, me inscribieron en el conservatorio y me uní (en ese momento podía apuntarme y hasta 4º de solfeo no se podía empezar con un instrumento). ¡Cuántas veces quise dejarlo! ¡Mil!

Como se puede ver en estos testimonios, la música puede entrar en la vida de alguien de maneras inesperadas. A veces para encontrar la música hay que salir a buscarla, mientras que a otros les llega. Sin embargo, no importa cómo comenzaron a involucrarse en la música, esa decisión los benefició al final.

La música permite la libertad de expresión y la diversión... Sin música y composición, la imaginación no podría funcionar libremente ni tendríamos unos músicos tan diversos como los que admiramos hoy en día.

¿Quieres apuntarte a nuestra newsletter?

Escribe tu email y entérate de lo último en LumaSuite - artículos trimestrales, novedades, y ¡mucho más!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

20 − seis =

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies