LumaSuite blog- Interview of Elur Arrieta of Músicos al Poder, front
Al compás del mindfulness
junio 4, 2020
Show all

Cómo llevar peso sin sufrir

Wearing LumaSuite carbon accordion case with waist belt. Ergonomy. LumaSuite blog

Wearing LumaSuite carbon accordion case with waist belt. Ergonomy. LumaSuite blog

Hoy quiero compartir contigo las claves prácticas más importantes, con las que hemos diseñado la ergonomía de los estuches. Sí, la protagonista de este artículo es tu espalda, que soporta durante todos tus años de vida la estructura de tu cuerpo.

De hecho, llevar peso sin control ocasiona problemas en huesos, ligamentos y músculos... no solo de tu espalda, sino también de tus pies. Son el último eslabón de la cadena que sujeta tu cuerpo. Empezamos.

Cinco ideas básicas para no sobrecargar tu espalda:

1. Siempre las dos asas
Utiliza siempre los dos tirantes de tu estuche o mochila. Si sólo te cuelgas uno, serás el candidato ideal a contracturas musculares, dolor de espalda o cosquilleos y sensación de ‘músculos dormidos’.
2. El cuello es lo que más sufre
Una clave que me sirvió mucho (personalmente) fue que los hombros están diseñados para aguantar peso, pero el cuello no.
A veces, los violonchelistas desviamos las correas del estuche un poco hacia arriba, por la forma del instrumento, con lo que el peso se desvía al cuello. Así se crean las contracturas.
He aprendido también que las mujeres solemos tener menos superficie de hombro y a veces más caídos, con lo que tenemos que vigilar mucho más el reparto de peso.
3. Lleva el 15% de tu peso
A lo mejor te estás preguntando cuánto peso pueden soportar tus hombros. Yo también me lo he preguntado: idealmente el 10%-15% de nuestro propio peso. Por ejemplo, si pesas 65kg, tu naturaleza te permitirá trasportar con salud de 6,5 hasta 9,75kg.
4. Sujeta pecho y cintura
Los tirantes deben ser anchos, acolchados y suficientemente resistentes. Ajústatelos para ceñirlos a la espalda, pero no deben quedar tan tensos que impidan el contacto en la zona lumbar y sobrecarguen los hombros. A partir de 5kg de carga, utiliza correas a la altura del pecho y cintura.
5. Lumbares y espalda baja
El estuche no debe quedar ni muy alto (impidiendo que contacte con la zona lumbar) ni muy bajo (de manera que apoye sobre la prominencia de los glúteos y evite el contacto con la espalda). Asegúrate de que la base del estuche queda en la parte alta de las nalgas (así transfiere el peso a la pelvis).

Lo importante está (también) en el interior

Es importante conocer el diseño del estuche por fuera, pero también por dentro.
  • La base del estuche debe ser ligeramente inclinada y resistente, para asegurar que el peso se reparta correctamente. Coloca los pesos mayores cerca de la espalda y de manera simétrica.
  • Debe tener diferentes compartimentos para ordenar lo mejor posible su interior y que no se mueva, ni desplace nada por dentro. A parte de que es incómodo escuchar golpes continuos, es peligroso si llevas un instrumento.
  • Es bueno que el respaldo esté acolchado o sea semiblando y adaptable a tu espalda. El acolchado debe ser siempre transpirable.

Especial infancia

Todo lo dicho sirve para los más pequeños, pero también hay que tener en cuenta que están en pleno desarrollo. Así que te cuento unas claves más para ellos/ellas:
La mochila no debe sobresalir por los laterales de su espalda, y es mejor que sea ovalada en su parte superior, en vez de cuadrada. Esto les ayudará a desarrollar correctamente sus hombros.
Siempre están corriendo y atentos a sus cosas, con lo que es mejor que sus mochilas no tengan cordones o accesorios que cuelguen, para evitar accidentes. Además, es buena idea que lleven un accesorio reflectante por fuera, para que se les vea bien en invierno.
Por último, les enseñaremos a revisar cada día lo que llevan en sus mochilas escolares o estuches musicales, para que carguen justo lo que necesitan.

Quiero que te quedes con esto

Te resumo los puntos clave de este post para que los interiorices mejor.
  1. Sujeta el peso en contacto con tu zona lumbar (nunca más arriba) y con la parte alta de tus nalgas (nunca más abajo)
  2. Utiliza las sujeciones en el pecho y en la cintura para pegar más la carga a tu cuerpo
  3. Lleva el peso bien sujeto por dentro y equilibrado, y mejor que no supere el 15% del peso total de tu cuerpo
La principal fuente de información para este este estudio son los médicos del proyecto Espalda Sana, que te dejo aquí por si quieres saber más. Y recuerda lo que siempre nos dejamos en el tintero: el deporte y descanso nos ayudan a vivir mejor :)

¿Quieres apuntarte a nuestra newsletter?

Escribe tu email y entérate de lo último en LumaSuite - artículos semanales, novedades, y ¡mucho más!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies