Trucos caseros y profesionales para hacerte amigo de tus vecinos, incluso cuando practiques los pasajes que no te salen

Estos últimos meses hemos vivido más que nunca en casa, y también nos hemos visto restringidos a la hora de movernos a locales de ensayo. Ensayar en casa está muy bien, pero cuando es casi la única opción, déjame darte unos consejos para insonorizar tu habitación. Los vecinos te amarán más. Y tú a ellos.

Estuches a medida LumaSuite de violín, cello y acordeón. Maider de LumaSuite.

Los básicos para absorber el ruido y la música

¿Cuál es la clave para INSONORIZAR una habitación? Que las vibraciones del sonido no pasen a los elementos constructivos comunes, como tabiques y estructura.
¿Cómo se consigue? Creando un espacio “FLOTANTE” dentro de la habitación.

El espacio flotante consigue que las vibraciones no se transmitan al edificio. Para ello, es necesario aislar paredes, techo, suelo y carpinterías. Y que las paredes y techos de ese espacio no toquen directamente la habitación.

Entonces, se coloca una capa de aislamiento entre la habitación preexistente y el nuevo espacio flotante. Hay diferentes formas de hacer esto, y también distintos grados, pero todos tienen en común la cobertura de superficies con materiales absorbentes.

¿Qué es un material absorbente?

Es el que transforma energía sonora en calor en su interior. Son siempre materiales porosos, hay varios tipos y calidades.

¿Cuál es el mejor material para absorber el sonido?

  • Fibras vegetales: papel, cartón, balas de paja, pero también productos más sofisticados como el Kenaf (planta que crece en Italia)
  • Fibras minerales: la lana de roca es la más común, aunque se están introduciendo los aislantes acústicos naturales como la lana mineral o la celulosa. Estos aislantes acústicos naturales se caracterizan por una capacidad absorbente alta. El aislamiento ecológico presenta buenas prestaciones acústicas y térmicas, pero que además es naturales, reciclables y compatible con el medio ambiente.
  • Foam (espuma):
    • Poliestireno Expandido. Es un material plástico espumado, derivado del petróleo y utilizado en envases y construcción.  Higiénico y resistente a humedad.
    • Espuma de Poliuretano. Este producto, combinado con otros materiales (como cauchos naturales), resulta muy efectivo para disminuir la transmisión de sonidos, amortiguar vibraciones y eliminar resonancias.
    • El material de espuma de celulosa, posee un aceptable poder aislante térmico y es un buen fonoabsorbente. 100% ignífugo, de color blanco y rápido de colocar.

Estos materiales se combinan con placas de yeso para darle el acabado final, en paredes y techo. Así se forma el famoso Pladur, también llamado cartón yeso. Cuanto mayor sea su densidad, más aísla.

Cada placa de yeso soporta un cierto peso, generalmente no más de 15 kilos, y su precio medio por metro cuadrado es de 15-20 €. Además, existen placas específicas de Pladur para insonorización acústica (con perforaciones).

¿Qué materiales no sirven para insonorizar una habitación?

Los acabados no porosos. Por ejemplo, el cemento, vidrio, hormigón y terrazo. Absorben normalmente menos del 5% , sobre todo a bajas frecuencias.

Trucos caseros sin gastar apenas dinero

Si no quieres invertir mucho dinero y necesitas mejorar un poco la trasmisión acústica, aplica estas ideas. No te aislaran acústicamente, pero sí amortiguaran un poco el ruido que hagas/ la música que ensayes.

  1. Alfombras: Las alfombras actúan como obstáculo para evitar el sonido de penetrar y rebotando en el suelo. Tal vez sea la solución más fácil y barata. Ya sabes, cuanto más gruesa sea, más aísla.
  2. Estanterías de pared llenas de libros. Al fin y al cabo, el papel es un material muy poroso: en un alto porcentaje es aire (del 15 al 70% dependiendo de su tipo). Cuantos más libros tengan, más se amortiguará el sonido. También es muy útil colocar armarios o muebles de pared a pared, o llenarlos de espejos o cuadros que actúan como una barrera.
  3. Cortinas y tapices de tejidos consistentes (terciopelo, lino muy espeso, pana) ayudan a absorber ondas sonoras. Algunas marcas de cortinas “acústicas” cuentan con una tecnología especial que disminuye el ruido del exterior en 7 decibelios.
  4. Vidrios de aislamiento acústico. La versión barata para insonorizar las ventanas son las mantas térmicas.
  5. Telas acústicas. Se caracterizan por tener una absorción en función de la frecuencia. A mayor espesor, densidad y distancia de colocación con respecto a las paredes, aumenta su poder aislante. Los mayores espesores abarcan un rango de frecuencias más amplio (desde los sonidos agudos hasta los graves). Los espesores menores actúan más eficientemente hacia los agudos, cayendo su performance en los graves. O sea que los sonidos agudos son más fácilmente absorbibles que los sonidos graves.
  6. Pintura de aislamiento creada por la NASA, es a base de látex y agua. Esta pintura contiene microesferas, resina y filtros, que crean una membrana capaz de reducir el sonido en un 30%.
    LumaSuite blog insonoriza la habitación de tu casa

    Amortigua el sonido en tu casa con corinas, alfombras y libros. Foto: revista El Mueble.

Aislar la habitación de manera profesional

Como ya hemos mencionado, se trata de crear una habitación flotante dentro de tu local de ensayo. Un cubo flotante que no toque el edificio para que no pueda trasmitir las vibraciones. Hay varias vías de hacerlo, y un montón de materiales. Todo depende del nivel y la inversión que quieras hacer.

Respecto a establecer precios, es complicado, ya que depende de los materiales mano de obra de cada zona. Si quieres hacer algo así en tu casa, te recomiendo pedir varios presupuestos a empresas especializadas de tu zona.

Lo habitual es forrar el techo, suelo y las paredes con varias capas de materiales con diferente densidad, entre las que se encuentran como mínimo: un aislamiento, un barrera acústica, una capa de masa y el acabado. Todo esto se entiende mejor en un vídeo:

Resumen: ¿Cuáles son las claves para insonorizar la habitación donde ensayo?

  • Escoger los materiales adecuados.
  • Evitar la transmisión de vibraciones al edificio.
  • Forrar las paredes y techos con materiales porosos y densos.
  • Verificar que el aislamiento sea continuo.

Agradecimientos

Me pienso mucho lo que digo, y más aún lo que escribo. Por eso, antes de publicar el artículo, se lo he pasado a la arquitecta Estíbaliz, para evitar las patadas a su profesión.

Mil gracias por tu sabiduría Esti. Y a ti, por leer hasta aquí.  :)

Hablando de ensayos, lee el siguiente artículo y entérate de las últimas novedades para ensayar con instrumentistas de viento.