¿Por qué surgió la idea de alternar las 3 cuerdas de un cuarteto en este concurso?

El fundador del certamen, José Ramón Hevia, inició el curso con el fin de dar clases a su alumnado de violín del Conservatorio de Oviedo; para que no estuviera tanto tiempo sin tener clases por el verano. Aquella idea se fue extendiendo a los demás instrumentos del cuarteto: así nació el curso y el concurso.

Al principio, se hizo un concurso de las 3 cuerdas juntas. Ante la altísima demanda de participación, a partir de 2011 se decidió hacer cada año una sola especialidad.

¿Cuánto se tarda en organizar cada edición?

La organización del concurso comienza el mismo día en que termina cada edición. En ese momento, (agosto) hacemos una reunión para ver qué propuestas de mejora podemos plantear de cara a la siguiente edición. Además de eso, modificamos la información de la web, encargamos la cartelería, etc. Eso es ya a partir del mes de octubre.

El periodo de más trabajo es el de las inscripciones y, obviamente, los días del concurso. Son los días más emocionantes al ver el resultado del trabajo de todo el año.

¿Cuántas personas participan en la organización del concurso de violín, además de los participantes y el jurado?

En la organización somos 3 personas, más el personal del Ayuntamiento de Llanes que colabora con nosotros en varios aspectos de la organización, (especialmente Marisa, la Concejala de Cultura), 6 miembros del jurado, cámaras para la retransmisión en directo del concurso, la diseñadora de cartelería, imprenta, página web y redes sociales, afinador de pianos, creador de trofeos, etc.

En total unas 25 personas participan directamente en el desarrollo del concurso.

¿Cuál es el país más lejano y el lugar más cercano del que provienen los participantes?

En esta edición el país más lejano sería China, de la que que suelen venir varios concursantes todos los años. También tenemos concursantes de España, Alemania y Ucrania. El lugar más cercano este 2021 es nuestra vecina Galicia.

¿ Y la edición que más participación tuvo?

No dispongo de ese dato, pero sí puedo decir que en la fase presencial del concurso (hay una preselección mediante grabación) tenemos un máximo establecido de 12 concursantes en cada modalidad… Ese número se ha alcanzado en varias ocasiones.

Alguna anécdota graciosa que se pueda compartir…

En mis 4 años de concurso, lo más gracioso es comunicarnos con los concursantes de China.

Nos suelen decir a todo que sí, pero después uno se da cuenta de que no han entendido nada…

En las entregas de premios, es un poco más complicado, porque al decir su nombre, algunos suben al escenario sin haber entendido qué premio se han llevado. Hay que explicárselo siempre a la salida de la gala final.

Ganadores 2018 concurso violonchelo Llanes

22 ediciones del concurso después, ¿algún participante ha saltado a la fama?

Muchísimos músicos de prestigio han pasado por el concurso. Contamos entre los ganadores con músicos de varias orquestas sinfónicas, con Joaquín Riquelme, viola de la Filarmónica de Berlín, Miguel Colom, violinista concertino de la Orquesta Nacional de España, que en esta edición participa como miembro del jurado, o Helena Poggio, miembro del Cuarteto Quiroga y Premio Nacional de Música 2018.

Helena es también profesora de nuestro curso y miembro del jurado del concurso de violonchelo. Podéis consultar todo el palmarés en este enlace.

No sé si tocas un instrumento, pero si pudieras elegir uno solo, ¿cúal sería?

Soy pianista en activo, así que ese es mi instrumento favorito… Pero los tres instrumentos con los que trabajamos en Llanes me encantan. De hecho, pertenezco a una agrupación de trío con violín y violonchelo.

Qué le dirías a un violinista que esté leyendo esta entrevista para que se apunte a esta edición…

Además de los premios en metálico, que son muy importantes, tienen la oportunidad de realizar varios conciertos en entidades consolidadas como Juventudes Musicales de España, las Sociedades Filarmónicas de Oviedo, Gijón y Avilés, o la Orquesta Sinfónica del Principado de Asturias. Colaboradores a los que agradecemos enormemente su esfuerzo.

Además, el ambiente siempre es muy bueno y pasar unos días en Llanes es un placer para cualquiera.

También, tienen la oportunidad de conocer a nuestros miembros del jurado e intercambiar ideas con ellos, lo cual es atractivo para cualquier estudiante de música.

Me despido con una novedad. Este año el concurso se traslada por primera vez al centro de Llanes, al Casino. Se va a ganar en visibilidad y accesibilidad. ¿Y el año que viene? Habrá nuevas colaboraciones y mejoras.

Otro apunte importante: en el 2022 se cambia el violín por el violonchelo.

Te animo a visitar la web del concurso musical para estar al tanto de todo. Si quieres saber más sobre concursos de acordeón aquí tienes un artículo sobre el PIF y Aris del Puerto.