Focaliza tu mente y mejora tus resultados como músico.

Hoy te quiero presentar a una persona muy especial para mí. Nos ayuda todos los sábados por la mañana a centrarnos en el aquí y en el ahora, y no nos deja decir que no somos capaces de hacer algo. Ella es Marina, profesora de taichí y chi kung. En sus propias palabras: «la música es un arte. El taichí es un arte».

LumaSuite blog interview- who taichi can improve your creativity as a musician

En pocas palabras, ¿cómo definirías el taichí y el chi kung?

Son artes marciales chinos que se complementan entre sí. Arte marcial quiere decir ‘disciplina aplicada a la lucha’. Con los ejercicios cortos y focalizados de chi kung se aprende a respirar, relajarte y poner atención. Así, ayuda a prepararte para el taichí. El taichí se practica en secuencias de movimientos llamadas “formas”. También se le conoce como «meditación en movimiento

¿Qué beneficios tiene para una persona que se dedique a la música?

Practicando taichí te cargas de energía y evitas el cansancio físco y mental. También aprendes a respirar conscientemente. La mente se relaja y se concentra, es una mente lúcida. Piensas con más claridad y tranquilidad, y dejas de ver tus problemas tan nefastos, enfocándote en su solución.

¿Qué rutina nos recomiendas a los músicos?

(Pensativa). Cuando estás mucho tiempo seguido estudiando en una misma posición corporal, es bueno ejercitarse antes y después, y si es posible durante el estudio. Con el taichí se mueve todo el cuerpo.

Un pequeño parón en el estudio ayuda a que la mente no se sature. En teoría hay que descansar 10 minutos cada hora para despejar la mente. Pero si te desconcentras, puedes parar a lo mejor cada dos horas.

Antes de ensayar y después, puedes hacer un ratito de taichí para aprender a observar y conocer tu cuerpo: dónde notas dolor, o molestias por malas posturas. Relajar y recolocar tensiones.

Durante el pequeño parón, puedes hacer chi kung para aliviar las zonas en tensión o doloridas, pueden ser el cuello, los hombros.

¿En qué manera influye la edad para ejercitarse con el taichí?

Cualquier edad vale, cada uno a su ritmo y con sus posibilidades. Incluso hay taichí para niños.

¿Cómo empezaste con el taichí?

(Sonríe). De casualidad. Encontré un anuncio en una farola y me picó la curiosidad. Empecé la formación en grupos pequeños, y teníamos que pasar exámenes. Así, estuve 8 años hasta que por casualidad también pude hacer una sustitución, y ahora llevo de profesora 14 años.

Al principio lo pasé mal, porque no me había planteado nunca ser profesora. Soy muy vergonzosa y de repente me tocaba estar al frente de un grupo. He aprendido mucho enseñando. Ahora me encanta enseñar este arte de maestros milenarios.

«Practicando taichí te cargas de energía y evitas el cansancio físico y mental. También aprendes a respirar conscientemente. La mente se relaja y se concentra, es una mente lúcida. Piensas con más claridad y tranquilidad, y dejas de ver tus problemas tan nefastos, enfocándote en su solución.»

LumaSuite blog- who taichi can improve your creativity as a musician

¿Osea que no había maestras milenarias?

No. Antiguamente sólo lo hacían los hombres. Había pocos maestros y muy pocos alumnos, no podía aprender cualquiera. El maestro te enseñaba en el patio de su casa. Gracias a Bruce Lee, de cara a occidente se abrió la mentalidad.

En realidad Bruce hacía kung fu (primo hermano del taichí con más potencia, más “pelea”) y sabía muchas técnicas. Había aprendido de muchos maestros. Después unió todo y creó su propia técnica.

Recomiéndanos un libro o vídeos para practicar.

(Pensativa). Pues mira, justo una alumna me ha recomendado los vídeos de Luis Duarte, porque explica taichí paso a paso en castellano. Está muy bien. En cuanto a los libros, en todas las bibliotecas hay libros de taichí. Algunos cuentan mucho su historia, otros los movimientos. Prueba a ver qué te gusta más.

Eskerrikasko Marina :)