Quién es Jesús Mozo

Le conocí en Irun, porque aunque nació en Madrid, conserva muchas amistades en Donostia de su época de estudiante. Quedamos en persona para ver los estuches de acordeón, y eligió uno de fibra de vidrio blanco, el único que circula ahora mismo por España :)

Optimista convencido, aficionado al ciclismo y apasionado de su acordeón, nos da unas pinceladas sobre su relación con la música.

LumaSuite Blog interview to Jesús Mozo Colmenero

¿Familia de músicos?

Sí, mi madre y mis tíos son instrumentistas de viento y mi abuelo tocaba el acordeón. Empecé a los nueve años con el acordeón aunque tocaba el piano desde los 7. De hecho mi madre toca también el piano.

Fui a un concierto de Bogdan Precz y pensé qué chulo, me impresionó. En ese momento decidí dejar progresivamente el piano y dedicarme al acordeón.

¿Qué profesores te marcaron en tu etapa de estudiante?

Empecé con Josune Otxotorena, después con Bikondoa en San Sebastián y Ángel Luis Castaño.

Hice un postgrado con Mika Vayrynen. Estos han sido mis cuatro maestros clave (orgulloso).

De tu experiencia como profesor en los conservatorios superiores de Murcia, Aragón, Getafe y Segovia te quedas con…

Lo más alucinante es ver cómo poco a poco el alumno se engancha con el instrumento y pone más energía.

Es muy motivador y además se contagia… la energía se transmite también al profesor.

«Lo más alucinante es ver cómo poco a poco el alumno se engancha con el instrumento y pone más energía.»

¿Qué dirías sobre el futuro del acordeón?

Yo creo que el futuro del acordeón está en la música de cámara. Por mi círculo de contactos me he visto envuelto en grupos de cuerda, como cuartetos o dúos, con el violonchelista AngelLuis Quintana y el violinista Manuel de Juan. Me encanta cómo empastan el acordeón y la cuerda.
Gracias Jesús, espero verte pronto en un concierto. Mientras tanto te cotillearé en Facebook y en tu web :)